LA SOMBRA DEL MAESTRO

Hay sombras que se mueven inquietas por las calles de la ciudad, gotas de lluvia lo empapan todo, arrastrando la suciedad hacia las alcantarillas, mojan las aceras diluyendo las sombras. Hay gente desaparecida en todas partes, la fina lluvia lo envuelve todo en una tenue cortina, difuminando los objetos a nuestro paso. Niebla y lluvia le dan a la ciudad un aspecto fantasmal.

Así comienza la novela…

En esta obra se ven plasmadas muchas emociones, expresadas con diferentes técnicas narrativas.  Si eres un lector exigente no la dejes pasar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *